¿Por qué deberías estudiar una carrera universitaria?

razones por las cuales estudiar una carrera

Razones por las cuales estudiar una carrera. Si eres un adolescente y acabas de terminar la escuela secundaria o eres un adulto mayor interesado por comenzar o completar sus estudios universitarios o si, por el contrario, te sientes abrumado por el estrés que te está costando tu titulado, entonces debes leer las siguientes líneas que tratarán de explicarte por qué deberías abocarte hacia esta aventura.

Si la pregunta del inicio aparece constantemente en tu cabeza, no te preocupes. Te entendemos. Es normal cuestionarse sobre un paso importante en la vida, como puede llegar a ser la universidad y, sobre todo, es necesario conseguir los motivos e inspiración suficiente para emprender cualquier camino en la vida.

Esto quiere decir que si aún no estás seguro de si deberías realizar estudios superiores, no te atormentes, sólo necesitas informarte lo suficiente sobre los beneficios que obtendrás al culminarla, encontrar la carrera o las áreas que te gusten, y tendrás los motivos suficientes para inspirarte en los momentos de duda.

Nos disponemos a ayudarte o, al menos, mostrarte la entrada de este camino. Por lo que, a continuación, te presentamos una lista de motivos que te ayudarán a descubrir que una carrera universitaria es algo que necesitas en tu vida.

Esto es lo que obtienes al realizar una carrera universitaria.

Ganar más dinero.

Al vivir en sociedades económicas, el dinero es esencial para mantener una calidad de vida formidable. Para poder tener un salario mejor, necesitas capacitarte mejor. Es matemática básica. Esto quiere decir que para poder acceder a mercados más competitivos y obtener mejores ofertas de empleo, en lo que sueldo se refiere, necesitas prepararte profesionalmente.

También te puede interesar:  ¿Qué carrera puedo estudiar si no tengo claro lo que me gusta?

Acá es donde entra la universidad, pues es el medio donde se pueden adquirir todos aquellos conocimientos necesarios para especializarte en alguna materia, y que todas las empresas se disputen por añadirte a su equipo de trabajo.

Calidad de vida.

Este es un derivado del motivo anterior. Al ganar tu propio dinero y poseer tu propio empleo, podrás independizarte y tener acceso a una vida mejor, materialmente hablando. Comprar una casa, viajar, adquirir un auto, y construir tu propia vida de ensueño.

El trabajo duro tiene recompensa, estudiar y prepararte para desempeñar un empleo en la sociedad te recompensará con el dinero suficiente para cubrir tus necesidades básicas, como alimentarte y vestirte, además te quitará la preocupación sobre no tener empleo o suficientes recursos económicos.

Crecimiento personal.

Acá va incluido el licuado de conocimientos y experiencias que te ofrece la universidad, cuyo impacto puede, de forma literal, cambiarte radicalmente la vida. Las corrientes de pensamiento que estudias, las visiones personales que otras personas te compartirán y un sinfín de elementos son potencialmente capaces de marcar una diferencia.  Con todas estas herramientas serás capaz de cambiar o arreglar los aspectos que te desagraden de tu vida, invirtiendo en tu formación a nivel personal. Sin duda, siempre que lo desees, podrás convertirte en una mejor persona al terminar tu titulado. Pues contarás con las herramientas necesarias para realizar el cambio que sueñas.

Compartir

Gilda Herrera Rodriguez

Psicóloga colegiada y habilitada con 10 años de experiencia profesional. Experiencia en diagnóstico y evaluación psicológica. Área de especialización: consejería y orientación psicológica de niños, adolescentes, adultos, pareja y familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *