¿Qué sigue después de la universidad? 5 + 1 cosas que debes intentar

Qué sigue después de la universidad?

Una vez que terminas tus estudios superiores es importante tener todo planeado para avanzar en tu vida profesional, sin embargo, ¿Qué opciones tienes? ¿Solo buscar trabajo? Lo primero que hacen muchas personas al graduarse es hallar un empleo, trabajar con su familia, o realizar una maestría, pero estas no son las únicas opciones que tienes. A continuación, te comentaremos más al respecto.

No debes desesperarte o alterarte, porque tienes la oportunidad de:

1.  Comenzar un negocio propio

Una vez que tengas tu diploma serás capaz de trabajar en cualquier ámbito según la materia que hayas estudiado. Lo mejor de ir a la universidad es que tienes las bases que te darán credibilidad frente a las empresas, sin mencionar que conoces lo que funciona y lo que no funciona en tu nicho. En este caso tienes dos opciones: empezar solo o empezar con socios.

La mayoría de los empresarios aconsejan hacerlo sin un socio, ya que el Internet ha facilitado en gran manera los costos, los intermediarios, y más. Pero esto depende de la vocación que hayas a ejercer. No es lo mismo emprender un despacho de abogados que una empresa de nanotecnología. Además, hoy en día es vital tener cuentas en redes sociales—nosotros recomendamos LinkedIn—y crear una marca personal, impulsando tu negocio a través del pago de publicidad, bien sea en Google Adsense o Facebook Ads.

2. Comenzar a viajar y aliviar el estrés

La mejor opción, en caso de que quieras pensar por un tiempo lo que deseas hacer, es viajar, sea por tu país o por el extranjero. Lo cierto es que te despejará la mente y regresarás con mayor motivación y conocimientos para emprender un negocio o un empleo. Antes de aventurarte no olvides elegir los destinos que más te gusten, así como de armar bien tu itinerario de viaje, tu presupuesto, y tu regreso al país.

3. Comenzar a elaborar un curriculum

Más de la mitad de las personas que egresan de la universidad preparan su curriculum de inmediato, aventurándose de buscar un trabajo. Pero, ¿cómo se elabora? Es importante que tenga una fotografía profesional, con buena iluminación para que se vea correctamente tu rostro. También debes anotarles tu correo electrónico, tus redes sociales, y un título clave para que te puedan diferenciar de los otros postulados.

En lo que respecta a tu experiencia laboral, incluye los sitios donde realizaste servicio social y recibiste prácticas profesionales. Y cuando hablamos de tus estudios, adiciona la preparatoria, la universidad, y los cursos o talleres que hayas realizado. Habiendo concluido todo esto, preséntate en las empresas que estén buscando trabajadores.

4. Comenzar a aprender nuevas habilidades

Una clave para todo empleado exitoso es la preparación. El 90% de las personas que dejan la universidad piensan que no deben estudiar nada más, sin embargo, hoy en día el número de graduados que comienzan a mejorar sus habilidades va en aumento. Entre las habilidades más populares se encuentra el aprendizaje de idiomas. Las empresas están buscando a personas que sepan mandarín, inglés, ruso, alemán, italiano, etc., todo radica en lo que vayas a ejercer. ¿Qué queremos decir con esto? Aprende inglés y mandarín si te interesa la tecnología, aprender alemán si te importa la mecánica, y aprende francés e italiano si lo tuyo es la moda.

5. Comenzar a realizar prácticas profesionales

Uno de los principales consejos de todo especialista es que, una vez termines la universidad, realices prácticas profesionales, considerando que son la mejor forma de reforzar los conocimientos que has adquirido en tu trayecto académico. También te ayudarán a tener más experiencia, siendo un aspecto fundamental al momento de mejorar tu currículum.

6. Comenzar un año sabático

Esta es la alternativa menos común, pero también es una buena opción si aún no decides qué hacer con los conocimientos que adquiriste. No olvides que cursar una licenciatura es un proceso que demanda mucho esfuerzo y tiempo; mientras que, por otro lado, muchos graduados no sienten gran motivación de buscar un empleo. Tómate un año sabático para seguir aprendiendo fuera de la universidad: toma cursos, lee libros, conoce personas, realiza proyectos independientes, aprende nuevas habilidades, y más. Al final estarás más preparado y más feliz de ejercer un puesto que las demás personas que no se tomaron su sabático, lo que será atractivo para los entrevistadores.

Compartir
sicologa jovenes

Gilda Herrera Rodriguez

Psicóloga colegiada y habilitada con 10 años de experiencia profesional. Experiencia en diagnóstico y evaluación psicológica. Área de especialización: consejería y orientación psicológica de niños, adolescentes, adultos, pareja y familia.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir